Otro año más… 63 aniversario de la Liga de La Leche Internacional

con No hay comentarios

 

 

Otro año más… 63 aniversario de la Liga de La Leche Internacional

Hoy celebramos un aniversario más de la fundación de la Liga de La Leche. Cómo madres, estamos infinitamente agradecidas de tener este recurso que desde hace 63 años ha apoyado a mujeres que hoy son abuelas y que de alguna manera han transmitido el mensaje de lactancia a sus nietos y nietas. Celebramos un año más que la díada, mamá y bebé, ha recibido la información y la ayuda para amamantar. La Liga de La Leche sigue cumpliendo su objetivo bajo su original esencia gracias a la labor que hacen las Líderes. Hoy continuamos trabajando a nivel mundial teniendo presencia en 74 países. Trabajamos de forma voluntaria, para la organización sin fines de lucro más grande a nivel mundial, en su tipo; bajo el único interés de brindar las herramientas uno a uno como las fundadoras lo establecieron y guiando el trabajo en la filosofía de LLLI.

Desde hace 63 años, la Liga de La Leche Internacional recibe llamadas de madres con deseo de amamantar y que no tienen el acceso a un grupo de apoyo cercano; madres que  encuentran poco aliento para amamantar en sus familias o médicos tratantes y buscan a LLL para estar seguras de haber tomado la mejor decisión.

Soy Ale, madre que ha amamantado a sus  tres chiquitos, 6, 3 y 1 año de edad, y Líder de LLL México desde hace dos años y medio.  Tengo muy fresco en la memoria el mensaje a través de Facebook que envié desde la camilla del hospital a la Líder más cercana a mí. Vivíamos a cuatro horas de distancia manejando en coche y nunca nos habíamos visto, jamás había escuchado su voz y ni siquiera sabía su nombre. Sólo habíamos mensajeado un par de veces y ella me ofreció su apoyo en cualquier momento.  Apenas habían llevado a mi bebé a la habitación y yo estaba emocionada por amamantar,  por poner en práctica todo lo que había leído en aquel libro El Arte Femenino de Amamantar. Tenía a mi esposo cerca, ayudándome.  De pronto toda esa seguridad se vino abajo porque las mujeres a mi alrededor empezaban a sembrar la duda y los médicos decían una cosa distinta a lo que nosotros como papá y mamá de G.A. habíamos decidido hacer. Gracias a la respuesta de la Líder fue que reflexionamos y decidimos mantenernos firmes en nuestra decisión original. Querer amamantar de manera exclusiva a un bebé no podía ser mala idea, en ningún sentido. Sin embargo ahí descubrimos por primera vez las dificultades a las que uno se puede enfrentar cuando decides criar distinto a lo que socialmente estamos acostumbrados.

Tiempo después nos mudamos de ciudad y ahora vivía donde estaba aquel grupo de apoyo que me devolvió la confianza y seguridad de poder alimentar y criar a mi hijo sin ningún sustituto. Entendí aquella fuerza que movió a siete mujeres hace 63 años. LLL no es un movimiento activista. LLL es un espacio que acoge a la madre y bebé, sin importar tus condiciones sociales, religión, orientación sexual, ideología política. Nada, sólo importa tu deseo de amamantar y todo lo que conlleve a esto. Eso es lo lindo de LLL, que te sentirás bienvenida sea cual sea la circunstancia.

Para mí, formar parte de esta organización ha sido una experiencia muy grata. Hago este trabajo voluntario por los niños, por ver más madres crecer y confiar en sí mismas, saber que ellas pueden y son capaces de alimentar a sus niñas y niños. Estoy en LLL para derribar mitos y creencias que obstruyen el camino para que la lactancia fluya de modo natural.

Cuando recibimos mensajes o llamadas de  las madres, platicando que nuestro apoyo ha sido de ayuda, esa es la mejor satisfacción como Líderes. Nuestro apoyo siempre estará, es incondicional. Cada Líder trabaja distinto y a como sus posibilidades le permitan, algunas hacen visitas  a domicilio y atienden el grupo de apoyo, otras solamente reciben llamadas, mensajes o correos electrónicos. Otras incluso, realizan video-llamadas para conectar con madres que viven lejos.

Hace 63 años, aquellas siete mujeres se reunieron en un parque y luego empezaron a recibir correspondencia, incluso del extranjero. Imagina cuánto tardaría aquella mamá en saber la respuesta de LLL hace 63 años. Al día de hoy existen varias formas en cómo LLL puede escucharte y estar para ti.

Me gustaría compartirte opiniones de algunas familias que hemos ayudado:

“Al leer las dudas de la demás mamis me he sentido muchas veces identificada, al leer las respuestas me siento en paz, me da tranquilidad y mucha luz… desde lo profundo de mi corazón…gracias. La primera reunión de la Liga de La Leche México a la que asistimos, mi bebé tenía 10 días de nacido y yo estaba llena de dudas e inseguridades en torno a la lactancia materna. Llevábamos 5 difíciles días con LME, sabía que tendría que regresar a trabajar antes de que mi bebé cumpliera 3 meses y dudaba mucho que logrará lactarlo incluso ese tiempo. Pero, algo mágico sucedió aquella mañana de octubre, cada palabra que escuchaba en ese espacio “sororo”, nos abrazaba a mi bebé y a mí, nos acogía, era cálido al corazón y me daba la seguridad de que lo íbamos a lograr. Afortunadamente, a partir de esa primera reunión, mi lactancia se estableció de forma más que exitosa y logramos una lactancia a término, de más de 4 años. Pasamos por tantas cosas, incluido un leve caso de frenillo, mastitis, grietas, obstrucciones, crisis y huelgas de la lactancia y siempre estuvieron ahí: alguna reunión de la Liga, una Líder en el otro lado de la línea, alguna mamá del grupo dándome ánimos, siempre lo diré, mi bebé es “Hijo” de la Liga de la Leche”.”-Fabiola C.

“Ayer asistí a una sesión en Tijuana y mi esposo y yo quedamos asombrados y satisfechos con la información brindada y apoyo a la lactancia.” -Vane R.

LLL está para ti, para tu bebé, para tu familia. Estamos para darte apoyo y la información que requieres para lograr amamantar. Encuentra tu Líder más cercana, tú puedes amamantar siempre y en cualquier lugar.

Vamos por otro año más, por otro año lechero lleno de experiencias y dificultades superadas. Gracias por ser parte de LLL, gracias por ser parte de estos espacios y momentos llenos de oxitocina.

 

Comentarios Facebook