Tápame con tu Rebozo Llorona, Porque me muero de frío…

con No hay comentarios


EL REBOZO

Arquetipo de tejido mexicano para uso femenino en forma rectangulada que se amarra sobre un hombro y se utiliza para cargar al hijo al frente, de lado o en la espalda.

Lo podemos encontrar en diferences variaciones en todos los lugares del mundo, con caracteristicas y riquezas de cada sitio.

Inscripcion egipcia – Luxor

La historia del tejido del rebozo estudiado nos remonta a bellas histrorias incluso antes de nuestra era, como lo vemos en las imagenes del antiguo egipto de una madre trabajando y portando a su hijo.

Nos llevan a diversas culturas…

 

… Pero todos nos traen a un momento mágico y de cambio total, la maternidad.

Nos recuerdan que los brazos son para abarazar y sentirnos abrazados, para dar apoyo.

Hacemos de nuestro cuerpo un hogar, un pilar de seguridad y calidez a nuestros chiquitines y el rebozo, es la herramienta para continuar nuestros días cotidianos al lado de nuestros seres amados, sin necesidad de alejarnos demasiado.

 

Mamá Juana – Kenya

Con el rebozo podemos caminar hasta nuestro lejano destino, escalar montañas y descenderlas al propio compas. Disfrutar de un atardecer en el mar y acercarnos a la madre tierra.

Con el rebozo podemos trabajar diciendole a nuestro chiquito: “Estoy contigo y tu estás conmigo”

El rebozo puede cobijar y protegernos del sol.

El rebozo puede acompañarnos a nutrirnos y a descansar en el amado regazo de la madre, mientras ella continúa su ritmo laboral. Incluir a los hijos en las tareas de casa, en las salidas matutinas, en las tardes ocupadas, se convierten en una aventura y en una retroalimentación positiva para quienes apenas se están formando y aprendiendo de éste mundo.

 

Danza! con el rebozo le damos alas a la libertad y amor a ese pequeño ser que acompaña.
Jay Radha

 

El rebozo tambien nos protege de las aglomeraciones y  nos lleva a aquellos lugares donde podemos estar a salvo.

Pintura de Diego Rivera

El rebozo nos recuerda en la oscuridad a aquella madre llorona que pierde a sus hijos entre batallas y mestizaje, que cuido cuando pudo a sus hijos, pero en ocasiones los perdió.

Pero aquí en ésta historia le daremos a la Llorona un final feliz.

 

… Tápame con tu Rebozo Llorona, Porque me muero de frío…

 

LLLL Juana Bone.

Comentarios Facebook